¡Dios proveera!

Sem categoria

El Señor me ha mostrado repetidamente que es contrario a la Biblia hacer cualquier provisión para el tiempo de angustia. Vi que si los santos hubieran almacenado comida para ellos en el campo en el tiempo de la angustia, cuando la espada, el hambre y la pestilencia estuvieran sobre la tierra, manos violentas se la quitarían y los extraños cosecharían sus campos…
Entonces, será un momento para que confiemos plenamente en Dios, y Él nos sostendrá. Vi que nuestro pan y nuestra agua estarán bien en este momento, y que no nos faltará ni sufriremos hambre, porque Dios puede prepararnos una mesa en el desierto. Si era necesario, enviaría cuervos para alimentarnos, como hizo con Elías, o llovería maná del cielo, como hizo con los israelitas.
Vi que hay un tiempo de angustia ante nosotros, cuando la necesidad apremiante obligará al pueblo de Dios a vivir de pan y agua. … En tiempos de angustia nadie se cansará de sus manos. Sus sufrimientos serán mentales y Dios les proporcionará alimento.
El tiempo de angustia está justo por delante de nosotros, y entonces la necesidad apremiante requerirá que el pueblo de Dios se niegue a sí mismo y coma lo suficiente para sustentar la vida; pero Dios nos preparará para este tiempo. En este tiempo terrible, nuestra necesidad será la oportunidad de Dios para impartir Su poder fortalecedor y sostener a Su pueblo.
Pan y agua es todo lo que se prometió a los remanentes en tiempos de angustia. (Eventos de los Últimos Días, EGW.)